2001: Una odisea del espacio (1968 S.Kubrick)

Comparte
2001: Una odisea del espacio

La primera vez que vi 2001: una odisea del espacio, la película, tendría… alrededor de veinte años, pero el recuerdo aún perdura: sensación  de paz, ingravidez y un sentimiento dentro de mi que me decía que estaba contemplando la verdadera historia del nacimiento de nuestra conciencia, quizá explicada de la misma forma como lo haría un científico actual a un aborigen australiano o a cualquiera de nosotros, con el fin de que le entienda. El motivo de que sea una película que nunca olvidaré es sencillo: encaja perfectamente con mi idea de la evolución del ser humano. Nunca he creído en la evolución de nuestra especie basado tan solo en la teoría darwiniana.

El principio….

Esta puede ser válida para nuestro desarrollo físico y adaptación, incluso para nuestro desarrollo intelectual, pero no para nuestra conciencia. En algún momento algo o alguien intervino para que diéramos un salto cualitativo y pasáramos de ser una especie animal mas, a lo que somos hoy en día. De igual modo, dentro de los próximos miles o millones de años, volverá a suceder. Hay un momento muy revelador en la película: cuando HAL9000 (Heuristically Programmed Algorithmic Computer), al encontrarse con el Centinela flotando en el espacio, toma conciencia de si mismo y comienza a pensar. ¿Será posible que ese algo o alguien sea capaz de dotar de pensamiento a las máquinas?. Es probable que tan solo sea un guiño científico para indicarnos que sin esa intervención milagrosa, tan solo seríamos unos primates más. El final de la película es portentoso. Señala como algún día alcanzaremos el siguiente nivel, ahora incomprensible e inimaginable, para entender todo nuestro universo y formar parte de la conciencia cósmica que rige el Universo. No hay que darle muchas vueltas a la película (hay todo tipo de especulaciones e interpretaciones): es la historia de la humanidad resumida en poco más de dos horas; desde las cavernas hasta nuestro primer salto fuera de nosotros mismos y de nuestro planeta, y de como nació el hombre cuando el cerebro de los primates era lo suficientemente grande para albergar una nueva vida, una nueva generación. Se anticipa al futuro e imagina como, en algún momento, daremos un nuevo paso para buscar nuestros orígenes en las estrellas. A ese, aún lejano futuro, igual no llegamos ayudados con la intervención de otro Centinela, es probable que una mente humana mutante, un nuevo super hombre o una legión de científicos, nos revelen los secretos del Cosmos, de la física cuántica, de lo inmaterial, de lo que no vemos… y alcancemos el conocimiento suficiente para ser un Centinela más.

El astronauta Bowman “matando” a HAL9000

HAL9000 es el gran protagonista; desarrolla unos sentimientos y comportamientos similares a los de un humano, pero exento de inteligencia. Sin duda, algún día seremos capaces de crear máquinas con capacidad de pensar o razonar, pero es probable que antes lleguemos a la conclusión de que lo mejor que hace una máquina, es… ser una máquina. No debemos pretender dotarles de inteligencia que les obligue a tomar decisiones no programadas o tendremos un grave problema de competencia por la existencia. El guión fue escrito por el propio Kubrick y A. C. Clarke, basado en en cuento corte de éste: El Centinela (la novela fue escrita con posterioridad recreando la película). También colaboró como asesor el reconocido cosmólogo Carl Sagan. La banda sonora es una auténtica maravilla (casi no hay diálogos, el primero a los 30′), con obras de R. Strauss (asi habló Zaratustra), J.Strauss Jr. y Ligeti. La introducción te pone los pelos de punta. Si no habéis visto la película, no dejéis de hacerlo. Un consejo: apagar la luz, conectar unos buenos auriculares a la TV, acomodaos y prepararos…para viajar al silencio del universo. Nadie ha conseguido transmitir esa experiencia como Kubrick, un genio. Es una obra maestra..y tiene varias. Tened en cuenta que se estrenó en 1968, antes de que pisáramos la Luna, en julio del año siguiente… …siempre me pregunté … ¿que demonios hicieron los astronautas durante las diecinueve horas que estuvieron dentro del módulo lunar?…pues solo bajaron a pasear un par de horas… Curiosidades: Se dice, aunque Kubrick lo niega, que el nombre de HAL lo creó ante la negativa de IBM a ceder su nombre para el film, por no querer que se asociara su nombre con un ordenador asesino. Se supone que tomó las letras anteriores en el alfabeto por despecho:  H(I)A(B)L(M) También se especula que el director pensó utilizar música de Pink Floyd para la banda sonora, antes de decidirse por la música clásica. Lo que sí es seguro es que Alex North creó una banda sonora para el film, que el director descartó. En una secuencia de la película los dos astronautas, en el comedor, manejan sendas tabletas digitales similares a los actuales iPad de Apple. Esta secuencia fue utilizada por Samsung en su defensa ante Apple por plagio de sus tabletas, argumentando que los iPad no habían sido creación de Apple, si no que ésta los había copiado de 2001. ¡Lo que inventan los buenos gabinetes jurídicos!. Por sus imágenes psicodélicas, muchos jóvenes de entonces acudían a las salas de cine para ocupar las primeras filas después de fumar marihuana y experimentar las sensaciones que transmite en un estado alterado de conciencia. Por mucho que os hablen de 2001: una odisea del espacio, lo mejor es verla. Una cosa es segura: os encantará o la aborreceréis para siempre.

Comparte
Mario Sender

Acerca de Mario Sender

Escritor aficionado de relatos, ciencia, divulgación y redactor de contenidos para web/blog. Dibujante e ilustrador. Amante de las palabras.

One thought on “2001: Una odisea del espacio (1968 S.Kubrick)

  1. Muy buena película, la tengo en la estantería de casa junto a otras películas “especiales”.
    Sin embargo mi aportación a esta entrada de mi tocayo Sender es que yo conocí primero el libro antes que la película, ya que nos lo hicieron leer en el colegio. Luego la saga literaria de la odisea continúa con varios libros más.
    Y quiero recalcar que es de las pocas veces que se da que después de haber leído el libro, y gustarme, vi la película y también me gustó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 2 =