Dura como una bala

Comparte

 

images

Dura como una bala…
Eso fue lo que le dijo, después de unas cuantas cervezas. Aún tiene escrito en sus pupilas ese trozo de piel. Aún queda el tacto firme en las yemas de sus dedos y el recuerdo recurrente en su cerebro. Le miró a los ojos. Negros y profundos, brillantes y risueños, en el fondo, muy en el fondo, algo oscuro, un sentimiento de culpa, un deseo de cariño y amor, encerrados por la cárcel de sus pestañas, luchaban por abrirse paso. Indudablemente era una mujer deseable, cualquiera podía darse cuenta, pero él sabía que una capa invisible ocultaba un corazón atormentado. Dura como una bala, cierto, no sólo su cuerpo, también sus sentimientos. Hubo un momento, donde pareció desnudarse de su capa, el tiempo que duró un tímido beso, los labios cerraron de nuevo su escudo invisible. Él imaginó aquel momento de manera muy diferente. En un mundo escondido, unos labios suaves y calientes, su lengua mojada recorriendo el perfil perfecto de su boca, sus manos ardientes derritiendo la bala de hielo, abriendo de par en par su capa invisible, imaginando crecer ante sus ojos aquel trozo de piel mostrada entre la cintura de sus leggins y sus dedos alzando su camiseta… las manos en su espalda y el temblor de sus piernas, el clic liberador de sus pechos, su respiración agitada, sus ojos transparentes, sus manos crispadas y sus gemidos rítmicos en todas las notas del pentagrama…
Allí, en ese mundo escondido, la dura bala de hielo, derretida por el fuego, convertida en espuma de placer, de cerveza blanca, de agua tibia, inundando cada hueco, arropada por la piel, sin capa, desnuda al placer, sin nada.
Como otras veces, las rayas blancas sobre el negro asfalto le llevaron a casa.
Acostada en su cabeza, con el cuerpo imaginado, duro como una bala, se la llevó la noche.

Mario Sender

Comparte
Mario Sender

Acerca de Mario Sender

Escritor aficionado de relatos, ciencia, divulgación y redactor de contenidos para web/blog. Dibujante e ilustrador. Amante de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

87 + = 89