La Champions y el gato de Schrodinguer

Comparte

La Champions y el gato de Schrodinguer.

Anoche al mirar dentro de la caja, como siempre, el gato blanco estaba vivo.

images

Había en Milán una caja cerrada, con dos gatos dentro, uno blanco y otro rojiblanco. Tenían 120 minutos de oxígeno para sobrevivir uno de los dos. Pero hasta que no mirasen dentro, nadie sabía si ambos estarían muertos o vivos. Hasta entonces cabía la posibilidad de que estuvieran vivos y muertos al mismo tiempo. Pasaron los minutos previstos y los defensores de cada gato, decidieron mirar por turnos. Primero los del gato blanco, después los del gato rojiblanco. El primero miró y vio a su gato vivo, el segundo también, y el tercero … El cuarto rojiblanco tuvo dudas al abrir la caja, recordó las últimas dos veces que lo hizo, y no pudo dejar de pensar en aquellos gatos muertos. Ese fue el resultado: el gato rojiblanco estaba muerto. El defensor blanco miró dentro de la caja, igual que lo había hecho las últimas diez veces, convencido de que su gato estaría vivo, como siempre.

El resultado es imprevisible y nada sucede hasta que no miras. El observador decide el resultado. Aunque quizá el Universo se divida en dos y el Atlético, en ese otro mundo, sea campeón de Champions.

Nunca, como en esta emocionante e histórica final, los dos equipos estuvieron tan vivos y tan muertos. Pero, como en el experimento mental de Schrodinguer, el observador decidió el resultado. No importa ni el como, ni el porqué, importa lo que sucedió. Al mirar el partido, al contemplar esta final, los aficionados del gato blanco, vieron que estaba vivo… Con una”orejona”entre sus patas. La Undécima vez.

Los aficionados del Real Madrid, nunca lo dudan: cuestión de fe. El Atlético, digno rival, ha conseguido entrar en la caja, pero sus aficionados, están muy acostumbrados a encontrar a su gato muerto y eso les hace dudar. Quizá un par de “cajas finales”más y se acostumbren a mirar para hacerlo realidad.

Al menos, si algún día, los dos”gatos”se vuelven a encontrar, tendremos una cosa segura: la orejona estará en Madrid

Mario Sender

Comparte
Mario Sender

Acerca de Mario Sender

Escritor aficionado de relatos, ciencia, divulgación y redactor de contenidos para web/blog. Dibujante e ilustrador. Amante de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 2