Reencarnación sin opción…

Comparte

Reencarnación sin opción…

Fue sentir su mano en mi manecilla y un temblor sacudió mis bielas. Sus ojos recorrieron mi interior como la luna de verano al filtrarse por los cristales. Bajé el volumen de mi canción favorita y su dulce voz resonó en mi interior hasta arrancar un leve ronroneo de mi tubo de escape.

Al sentarse sobre mi cuero, la suave piel de sus piernas dejó una marca. como un tatuaje de henna, persistente pero finito. Observé sus ojos y mi espejo retrovisor le devolvió un guiño. Aquel día mis “piernas” de caucho parecían más ligeras, flotando sobre el negro asfalto. Lo peor fue soportar aquella bomba de flores de su perfume…que duraría varias después de haberme abandonado. Avanzando por la avenida, en aquella preciosa noche de verano, los neones dibujaban todos los colores sobre su cuerpo y la pulida pintura de mi chasis. Cuando ella abrió mi ventanilla trasera y el viento acarició mi interior y su piel morena…estuve a punto de calarme de gusto, lo que provocó un repentino tirón y que sus manos abrazaran mis asientos. Fue un abrazo de los de “siempre” que agradecí con un ligero frenazo…hasta que sus labios pintaron mi asiento delantero. Sus instrucciones fueron definitivas:  “llévame al Hotel…”. Ni tan siquiera pregunté cual. Subimos en el ascensor automático y la dejé en la tercera planta, frente a su habitación. Aún recuerdo sus últimas palabras:  ¡Gracias guapo!… ¡Se me fundieron las bielas!

Cuando le preguntaron a Marcial como podían compensarle el error por su muerte prematura, sin que pudiera volver en ningún estado orgánico (ni humano, ni animal, ni insecto, ni tan siquiera una bacteria..), lo tuvo claro, sería un taxi autónomo, de conducción automática. En su memoria virtual, su teléfono estaba indexado *Mi amor* y su ruta y dirección como *Indispensable”. Tan sólo era sonar el teléfono y su velocímetro se ponía a 1000 por hora.

Tenerla dentro de él, sentada entre sus “piernas”, sentir sus manos acariciarle… era la única opción.

M.Sender

 

Comparte
Mario Sender

Acerca de Mario Sender

Escritor aficionado de relatos, ciencia, divulgación y redactor de contenidos para web/blog. Dibujante e ilustrador. Amante de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

94 − = 85